Cierre la fuga de aceite de la caja de cambios

La fuga de aceite en la caja de cambios es un problema más común. Puede ocurrir tanto con una caja de cambios manual como con una caja de cambios automática. Sin embargo, ambos problemas requieren una solución diferente. Las fugas en la transmisión pueden tener varias causas, pero lo más importante: ¿cómo solucionarlo?

Reparar la fuga de aceite de la caja de cambios

Si sufre una fuga de aceite en la transmisión manual, hay varias soluciones posibles. La solución correcta depende de la gravedad del problema. Si la fuga es extrema, entonces será un problema mecánico y no queda más remedio que llevarlo a un especialista. Sin embargo, si la fuga es manejable, puede intentar sellar la fuga con un aditivo. El Lindemann Oil Stop Leak se puede usar no solo para fugas en el motor, sino también para fugas en transmisiones manuales. El Lindemann OSL es un producto de calidad con un doble efecto, pero lo más importante es que este producto hace que las juntas vuelvan a ser flexibles para que vuelvan a sellar bien. A diferencia de muchos competidores, Oil Stop Leak de Lindemann vuelve a suavizar las empaquetaduras sin plastificantes. Cuando un producto Stop Leak contiene plastificantes, no ofrecerá una solución sostenible.

¿Cómo detener una fuga de transmisión automática?

La fuga de aceite en una transmisión automática requiere un enfoque diferente. Nuevamente, en el caso de un problema mecánico y aditivo, no será posible hacer lo suficiente para resolver el problema por completo. En muchos casos, sin embargo, un aditivo es una solución. Donde el Lindemann Oil Stop Leak ofrece una solución para la transmisión manual, este no es el caso para la caja de cambios automática. Lindemann ha diseñado el tratamiento de transmisión automática Lindemann para la transmisión automática. Este producto mejora y suaviza el funcionamiento de una caja de cambios automática y sella pequeñas fugas.